Diálisis Peritoneal

En construccion

La diálisis peritoneal consiste en utilizar el peritoneo como área o membrana para la diálisis. A esta cavidad abdominal se introduce dos litros del líquido especial como solución de diálisis peritoneal que, a través de la membrana que es el peritoneo, llega a ponerse en contacto con la sangre del paciente. Para este propósito se crea un acceso peritoneal por medio de un catéter delgado de plástico blando que se inserta en la cavidad abdominal cerca del ombligo y se fija a la pared exterior del abdomen. A través de éste tubo se infunde la solución de diálisis peritoneal. Se le llama diálisis peritoneal crónica o continua ambulatoria, se lleva a cabo en el domicilio del paciente. El proceso inicia con la infusión de 2 litros, la permanencia entre 1 a 2 horas y el drenaje del líquido de la cavidad abdominal a través del catéter. Se hacen normalmente 4 recambios de líquido. La infusión y extracción del líquido puede tomar alrededor de 30 minutos cada uno.

Existe una máquina que permite al paciente realizarse el tratamiento mientras duerme, y se encarga de regular automáticamente la infusión y extracción del líquido, a esta técnica se le llama Diálisis Peritoneal Automatizada.