ERC

ERC

IRC

A nivel mundial la Enfermedad Renal Crónica (ERC) está considerada como una enfermedad catastrófica. También se describe como “silenciosa”, porque los síntomas no son evidentes. No discrimina raza, sexo, edad ni condición social; por lo que está catalogada como una epidemia a nivel mundial.

La ERC es el síndrome clínico que resulta de la pérdida progresiva e irreversible de la estructura y de la función renal. Es un padecimiento crónico, irreversible y terminal de ambos riñones en la que el organismo pierde la capacidad de filtrar las sustancias tóxicas de la sangre y la persona requiere tratamiento de sustitución de la función renal para conservar la vida.

El alto costo del tratamiento, puede significar la ruina financiera de cualquier familia por lo que muchas personas no tienen los recursos necesarios para acceder al tratamiento adecuado y oportuno.

Las causas más frecuentes de la ERC son:

  • Diabetes Mellitus,
  • Hipertensión arterial,
  • Nefritis,
  • Estrés,
  • Inadecuada alimentación,
  • Obesidad,

Factores hereditarios.

La pronta detección de la ERC así como su adecuado tratamiento médico y el control de alimentación y hábitos, puede postergar el avance de la enfermedad y reducir su impacto en la economía y calidad de vida de quien lo padece.

Añadir sección de:

¿Cómo funcionan tus riñones?

  • Filtran la sangre, eliminando sustancias de desecho.
  • Regulan el agua del organismo y otros químicos de la sangre (Na, P, Ca, K.)
  • Producen hormonas que ayudan al cuerpo a regular la presión sanguínea, producir glóbulos rojos y tener huesos fuertes.

La ERC:

    La Insuficiencia Renal Crónica, es una enfermedad progresiva e irreversible de la anatomía y funcionamiento del riñón.
  • Dentro de la enfermedad, existen 5 estadios, cada uno indica el avance de ésta; y lamentablemente se comienzan a presentar síntomas hasta el estadio 4 o 5, lo cual produce que las personas requieran de algún tratamiento sustitutivo y esto implica gastos excesivos.
  • Es una enfermedad crónica, irreversible y terminal de ambos riñones en la que el organismo pierde la capacidad de filtrar las sustancias tóxicas de la sangre y la persona requiere tratamientos de sustitución de la función renal como son: la diálisis, hemodiálisis o trasplante, para conservar la vida.
  • Es una enfermedad que se considera catastrófica. El alto costo del tratamiento, puede significar la ruina de cualquier familia, por lo que muchas personas no tienen el recurso económico necesario para acceder al tratamiento adecuado y oportuno.
  • Es una enfermedad silenciosa, que no se detecta fácilmente pues los síntomas llegan a ser evidentes en un estadio de la enfermedad muy avanzado.

  • Esta enfermedad no discrimina raza, sexo, edad, ni condición social.
  • Los factores de riesgo predominantes para la IRC son:

 

  1. - Diabetes Mellitus.
  2. - Hipertensión Arterial.
  3. - Obesidad.
  4. - Obstrucción de vías urinarias.
  5. - Reflujo uretro-vesical.

 

Como se mencionó anteriormente, es una enfermedad silenciosa, que en los primeros tres estadios, no hay síntomas claros para diagnosticar la enfermedad, por lo que la mayoría de las personas, llegan a ser diagnosticadas en un estadio 4 o peor aún en el estadio 5, donde ya se requiere de un tratamiento sustitutivo, el cual hace que la vida de la persona y su familia cambie y tengan que adaptarse al nuevo estilo de vida, lo que puede llegar a producir ansiedad, angustia, frustración, tristeza, etc. Esto puede producir que se disminuya la habilidad para resolver problemas y sobre todo analicen el costo-beneficio de lo que pueden otorgarles las instituciones, como por ejemplo, la nuestra.

Cifras:

  • Existen en México alrededor de 140,000 pacientes con Insuficiencia Renal Crónica, de los cuáles sólo el 50% tienen la oportunidad de ser atendidos en el Sector Salud.
  • 9.6 millones de personas con Insuficiencia Renal Leve.
  • 65 mil personas con tratamiento continuo de Diálisis.
  • Más de 75 mil enfermos renales crónicos no atendidos adecuadamente.
  • 25 mil niños Insuficientes Renales Crónicos.
  • La tasa de crecimiento de la IRC, descontando los decesos, ha sido aproximadamente del 11% anual en los últimos 10 años.
  • El costo de la hemodiálisis en el sector público es de $159,000 pesos anuales y en el sector privado de $168,000 pesos anuales (LA FUENTE ES EL ESTUDIO DE LA UNAM DE MALAQUÍAS LÓPEZ PUBLICADO EN EL 2010).
  • El costo de la diálisis peritoneal es de $110,000.00 pesos anuales y es como entre un 20-30% más barato que el de la hemodiálisis.
  • El costo de los medicamentos que se necesitan en la fase de diálisis o hemodiálisis oscila entre $5,000 y $10,000 pesos mensuales.
  • El costo de un trasplante de vivo relacionado en el sector público es de entre $200,000 y 250,000 pesos y entre $500,000 y $600,000 pesos en el sector privado, si el donante es cadavérico cuesta como $150,000 pesos en el sector público y $300,000 en el sector privado.
  • Si el donante es cadavérico el costo en el sector público es de $150,000 y de $300,000 en el sector privado (en provincia los precios pueden ser de la mitad.)
  • El costo de la procuración de los órganos oscila entre $20.000 y $30,000 pesos.
  • En los últimos años se han incrementado considerablemente los pacientes a la espera de un trasplante de riñón en México, en 2010 los receptores eran 7,240, en 2011 8,054, en 2012 eran 9,086, en 2013 sumaban 10,043, en 2014 eran 11,302 y el año pasado contábamos con 12,095 pacientes receptores en espera de riñón.
  • La Ciudad de México, es la entidad con más trasplantes renales de donantes fallecidos y vivos con 730 en el 2015.
  • La Organización de la salud (OMS), estima que hay más de 600 millones de personas con enfermedad renal, de las cuales 75 millones se encuentran en etapa terminal, a nivel global.
2.- La ERC: La Insuficiencia Renal Crónica, es una enfermedad progresiva e irreversible de la anatomía y funcionamiento del riñón.

Dentro de la enfermedad, existen 5 estadios, cada uno indica el avance de ésta; y lamentablemente se comienzan a presentar síntomas hasta el estadio 4 o 5, lo cual produce que las personas requieran de algún tratamiento sustitutivo y esto implica gastos excesivos.

Es una enfermedad crónica, irreversible y terminal de ambos riñones en la que el organismo pierde la capacidad de filtrar las sustancias tóxicas de la sangre y la persona requiere tratamientos de sustitución de la función renal como son: la diálisis, hemodiálisis o trasplante, para conservar la vida.

Es una enfermedad que se considera catastrófica. El alto costo del tratamiento, puede significar la ruina de cualquier familia, por lo que muchas personas no tienen el recurso económico necesario para acceder al tratamiento adecuado y oportuno.

Es una enfermedad silenciosa, que no se detecta fácilmente pues los síntomas llegan a ser evidentes en un estadio de la enfermedad muy avanzado.

Esta enfermedad no discrimina raza, sexo, edad, ni condición social.

Los factores de riesgo predominantes para la IRC son:

Diabetes Mellitus.

Hipertensión Arterial.

Obesidad.

Obstrucción de vías urinarias.

Reflujo uretro-vesical.

Como se mencionó anteriormente, es una enfermedad silenciosa, que en los primeros tres estadios, no hay síntomas claros para diagnosticar la enfermedad, por lo que la mayoría de las personas, llegan a ser diagnosticadas en un estadio 4 o peor aún en el estadio 5, donde ya se requiere de un tratamiento sustitutivo, el cual hace que la vida de la persona y su familia cambie y tengan que adaptarse al nuevo estilo de vida, lo que puede llegar a producir ansiedad, angustia, frustración, tristeza, etc. Esto puede producir que se disminuya la habilidad para resolver problemas y sobre todo analicen el costo-beneficio de lo que pueden otorgarles las instituciones, como por ejemplo, la nuestra.

¿Cómo funcionan tus riñones?

Filtran la sangre, eliminando sustancias de desecho.

Regulan el agua del organismo y otros químicos de la sangre (Na, P, Ca, K.)

Producen hormonas que ayudan al cuerpo a regular la presión sanguínea, producir glóbulos rojos y tener huesos fuertes.