Hemodiálisis

En construccion

La hemodiálisis es un método en donde la sangre se dializa o purifica a través de un aparato que se conoce como riñón artificial, o máquina de hemodiálisis. Se practican 3 tratamientos semanalmente, con una duración entre 3 a 4 horas por sesión. Consiste en poner en contacto la sangre del paciente con un líquido de diálisis de composición bien determinada a través de una membrana artificial semipermeable, es decir, de un filtro que permite retirar de la sangre las sustancias que se acumulan como consecuencia de la insuficiencia renal. Las máquinas poseen un sistema que aplica diferencias de presión entre el circuito sanguíneo y la solución de diálisis. Esto permite extraer el agua en exceso que se acumula en el organismo de estos pacientes entre cada sesión de diálisis. La sangre se extrae del cuerpo a través la una fístula arteriovenosa o de otro tipo de catéter temporal, lo que permite un acceso fácil a la circulación de la sangre del paciente.

La hemodiálisis es la técnica más empleada en el mundo, permite el acceso al tratamiento de personas mayores y de niños. Se ha ido perfeccionando con el paso de los años.